Nuestras soluciones en packaging

14-08-2020

Ceresana pronostica un mayor crecimiento de los bioplásticos

Se espera que los ingresos generados con los bioplásticos alcancen aproximadamente 4.400 millones de dólares para el año 2026

Ceresana pronostica un mayor crecimiento de los bioplásticos

Con su último estudio, Ceresana ha examinado por quinta vez el mercado mundial de polímeros "verdes". Los analistas predicen que su desarrollo futuro seguirá siendo dinámico: se espera que los ingresos generados con los bioplásticos alcancen aproximadamente 4.400 millones de dólares para el año 2026.

“Bio” no siempre es compostable

Dos grupos de materiales se denominan bioplásticos, aunque no son necesariamente idénticos: hay plásticos biodegradables que se pueden convertir en abono, así como plásticos de base biológica que están hechos de recursos renovables pero no son biodegradables. Los plásticos biodegradables, como los ácidos polilácticos (PLA) y los polímeros a base de almidón de maíz, alcanzaron una cuota de mercado del 56% del mercado total de bioplásticos en 2018. Ceresana predice un crecimiento del volumen del 7,1% anual hasta 2026 para este grupo de productos. Se espera que el crecimiento en lo que respecta a los plásticos de base biológica como el polietileno, el PET o el PA de caña de azúcar, que no son biodegradables, sea más débil, con un 5,1% anual.

El packaging es la principal aplicación

El estudio de Ceresana analiza en detalle el desarrollo del uso de bioplásticos en varios mercados de venta. La demanda se subdivide en las categorías de embalaje rígido y flexible, bienes de consumo, automoción y electrónica, y otras aplicaciones. El sector más importante para las ventas de bioplásticos en 2018 fue la industria del envase, más del 60% de los bioplásticos se procesaron para la fabricación de bolsas, sacos y otro tipo de packaging. Sin embargo, Ceresana espera el mayor aumento porcentual en el futuro para la categoría de automoción y electrónica con un 8,4% anual.

Los fabricantes y transformadores de bioplásticos se enfrentan a grandes retos: los precios, la disponibilidad y la calidad deben poder competir con los recursos fósiles. Alternativamente, deben ofrecer un valor añadido para justificar la diferencia de precio ante los consumidores. El reciclaje y el compostaje son una ventaja para muchas aplicaciones.

 

By: Interempresas.net

Comparte esta noticia:

Facebook LinkedIn Twitter