Nuestras soluciones en packaging

08-11-2019

La Economía Circular como solución: ¿Es posible reinventar los envases plásticos?

El desafío de la sostenibilidad plantea una apuesta por la Economía Circular basada en: Reducir, Reutilizar y Reciclar

La Economía Circular como solución: ¿Es posible reinventar los envases plásticos?

Para el año 2030, todos los envases de plástico existentes en el mercado de la UE deberán ser reutilizables o deberán poder reciclarse de manera rentable.

Apuesta por el diseño de envases: Los cambios en la producción y el diseño permiten mayores tasas de reciclaje de plásticos para todas las aplicaciones clave.

Para 2030, la recolección separada de desechos plásticos alcanzará niveles muy altos.

Los plásticos reciclados se convertirán en una materia prima cada vez más valiosa para las industrias. El mercado de plásticos reciclados e innovadores será un mercado de éxito, con claras perspectivas de crecimiento a medida que más productos incorporen contenido reciclado. La demanda de plásticos reciclados en Europa se multiplicará por cuatro.

La cadena de valor del plástico estará mucho más integrada y la industria química colaborará estrechamente con los recicladores de plásticos para ayudarlos a encontrar aplicaciones más amplias y de mayor valor para su producción. Las sustancias que dificultan los procesos de reciclaje serán reemplazadas o eliminadas.

Un mayor reciclaje de plástico ayudará a reducir la dependencia de Europa de los combustibles fósiles importados y reduce las emisiones de CO2, de conformidad con los compromisos del Acuerdo de París. Esto respalda los esfuerzos de descarbonización y la creación de oportunidades adicionales para el crecimiento.

La UE tendrá un liderazgo en equipos y tecnologías de clasificación y reciclaje. Las exportaciones se elevarán al unísono con la demanda mundial de formas más sostenibles de procesar plásticos al final de su vida útil.

Los ciudadanos, gobiernos y la industria respaldarán patrones de consumo y producción más sostenibles y seguros para los plásticos. Esto proporcionará un terreno fértil para la innovación y la emprendeduría.

La generación de residuos plásticos estará desacoplada del crecimiento. Los consumidores, como actores clave, serán incentivados, conscientes de los beneficios clave y, por lo tanto, habilitados para contribuir activamente a la transición. Mejor diseño, nuevos modelos de negocio y productos innovadores que ofrecen patrones de consumo más sostenibles.

Muchos empresarios habrán visto la necesidad de una acción más decidida sobre la prevención de residuos plásticos como una oportunidad comercial. Cada vez más, surgirán nuevas empresas que brindarán soluciones circulares, como la logística inversa para envases o alternativas a los plásticos desechables, y se beneficiarán del desarrollo de la digitalización.

La fuga de plásticos al medio ambiente disminuirá drásticamente. Los sistemas efectivos de recolección de residuos, combinados con una reducción en la generación de desechos y una mayor conciencia del consumidor, evitan la basura y aseguran que los desechos se manejen de manera adecuada.

Se desarrollarán soluciones innovadoras para evitar que los microplásticos lleguen a los mares. Su origen, rutas de viaje y efectos sobre la salud humana se entenderán mejor y la industria y las autoridades públicas estarán trabajando juntas para evitar que terminen en nuestros océanos y nuestro aire, agua potable o en nuestros platos.

 

By: Revista IDE

Comparte esta noticia:

Facebook LinkedIn Twitter