Nuestras soluciones en packaging

25-05-2018

Postura del sector de Plásticos a la prohibición de las aplicaciones monouso

“El problema no es el artículo sino el residuo abandonado”

La renuncia o la prohibición de los plásticos “no es una solución eficaz ni sencilla a los residuos abandonados en el medio ambiente y además obligaría a la sociedad a renunciar a todas sus ventajas”.
Las características únicas de los plásticos les permiten contribuir de manera notable a una sociedad más sostenible y más eficiente en el uso de los recursos. Los plásticos, son ligeros, versátiles y duraderos contribuyen al ahorro de energía y recursos en sectores estratégicos como la distribución, la construcción y la edificación, la atención sanitaria, la automoción o las energías renovables, entre otros.

VENTAJAS
En el ámbito de los envases protege los alimentos de las bacterias y la humedad garantizando así la calidad de los alimentos y una mayor durabilidad, y aun siendo un envase muy ligero, proporciona la rigidez necesaria para proteger los alimentos.
Su ligereza y su gran versatilidad, contribuyen a una menor contaminación durante la etapa de transporte, reduciendo el consumo de combustible y las emisiones de CO2.
El uso de los envases desechables no es aleatorio, está motivado por cuestiones higiénicas y de salubridad, cuestiones de seguridad y/o la facilidad de uso y comodidad para los usuarios. Es decir responde a necesidades sociales.
En muchos casos el uso del plástico es imprescindible y, en la mayoría, su sustitución por otro tipo de material supondría aumentos importantes de costes además de renunciar a las aportaciones de valor por las que hoy en día de fabrican en plástico:

En hospitales y en residencias de la tercera edad, cuando se utiliza la vajilla de plástico desechable es por cuestiones de seguridad sanitaria. La vuelta a la vajilla reutilizable sería un retroceso en la gestión puesta en marcha por los profesionales.
En los centros penitenciarios y similares, cuando se utiliza la vajilla plástica desechable es por cuestiones de seguridad de los detenidos y del personal penitenciario;
En los aviones, y otros medios de transporte la vajilla plástica se utiliza para reducir el peso embarcado y permite reducir de manera considerable las emisiones de efecto invernadero (1 kg embarcado se convierte en una emisión de 80 toneladas de CO2. Se conoce el dato dado por AIR – FRANCE que estima haber reducido el peso de su vajilla 36 kg usando vajilla de plástico monouso, lo cual evita el consumo de 4.375.000 toneladas de combustible al año.)
En los restaurantes de comida rápida, las máquinas expendedoras, etc., la vajilla de plástico desechable permite y facilita el consumo en itinerancia buscado por el usuario de estos establecimientos manteniendo el nivel necesario de higiene.
Según estudios realizados por profesionales de la restauración en Francia, en 2008, el uso de platos tradicionales representa un aumento del 22% en los costes estructurales debido a la rotura y el lavado.
Toda la vajilla desechable de plásticos es fácilmente reciclable, y España dispone de un sistema de recogida y gestión de estos residuos, el contenedor amarillo. Es imprescindible que el material que se use sea reciclable y tratable tras su uso puesto que de otra manera el impacto mediombiental será obviamente negativo.

ALTERNATIVAS
En relación a cualquier alternativa a un producto es necesario valorar caso por caso y argumentar debidamente la mejor opción de fabricación mediante un estudio de ACV (Análisis de Ciclo de Vida).

#NoCulpesAlPlástico

Desde AVEP, junto con ANAIP, AIMPLAS, ANAIP, ANARPLA, CICLOPLAST y PlasticsEurope seguimos insistiendo en la idea de “La gestión de residuos, no sólo de los plásticos, es una temática de interés compartida por muchos sectores de la sociedad, incluida nuestra industria. Desde el sector, nos esforzarnos en mostrar a la sociedad y a los agentes sociales e instituciones el gran valor que poseen los residuos plásticos. Gestionando y tratando correctamente dichos residuos, pueden ofrecer grandes oportunidades de generación de recursos y de valor.”

AVEP apuesta por una política de consenso y concienciación rechanzado las líneas de actuación basadas en las prohibiciones. El decálogo elaborado por la inciativa #NoCulpesAlPlástico” abala la postura del Séctor de Plásticos que acepta su papel como actor principal en la problemática de la gestión de residuos. Porque el problema no son los plásticos, como queda demostrado con los datos de los diversos estudios, sino la gestión de los residuos generados.

 

By: Asociación Valenciana de Empresarios de Plástico

Comparte esta noticia:

Facebook Google LinkedIn Twitter


Galería de imágenes:

Newsletter

Suscríbete a Novedades de Arplast, del sector del packaging y envases plásticos

Siguenos en...